loader image
x

Innovación tecnológica y nuevas técnicas de agricultura

Drones como nueva tecnología en la agricultura

¿Necesitas más información sobre este tema?
Estaremos encantados de darle una atención personalizada.

Desde que el ser humano optó por fijar su lugar de residencia y desarrolló la agricultura y la ganadería, se han dado distintos ciclos en los que nuevas técnicas de agricultura se han aplicado a los cultivos. El objetivo ha sido siempre el mismo: utilizar las nuevas técnicas agrícolas para optimizar las plantaciones, lograr una mayor y mejor producción y evitar las plagas y cualquier otro factor negativo que acabara con los huertos.

Grandes investigadores de la industria alimentaria como el cocinero Ferrán Adriá defienden que prácticamente todo lo que comemos existe gracias al uso de técnicas agrícolas que han permitido controlar especies vegetales salvajes, “domesticarlas” para sacarles el mayor partido.

Y por eso no hay que temer el uso de técnicas agrícolas novedosas. Eso sí, siempre que estas sean seguras, responsables con el medioambiente y totalmente inocuas para el ser humano.

La revolución tecnológica que hemos experimentado en los últimos 20 años a nivel mundial también ha tenido su reflejo en las técnicas de cultivo. Esto, sumado a las tendencias de la agricultura alternativa y la ecología ha dado lugar a nuevas técnicas de agricultura basadas en la innovación y el desarrollo.

Nuevas técnicas de agricultura: innovación y desarrollo

Es mucho lo que ha aportado la ciencia, la mecánica y el desarrollo a la agricultura. Sobre todo, son interesantes las aplicaciones de técnicas de cultivo en agricultura ecológica, que es la que más preocupa a la gente hoy en día.

Y es que no hay nada como consumir alimentos saludables y sin un tratamiento químico, que rescaten sabores de antaño. Pero esto no es posible sin estas innovaciones que posibilitan que los cultivos crezcan y venzan a parásitos y plagas y sean aptos para el consumo.

Labranza cero

Una de las cosas más importantes para los agricultores ecologistas es no dañar el planeta, no perjudicar al medioambiente, cuidar la capa de ozono. La labranza cero es una técnica innovadora que aporta a estos propósitos.

Se trata de una nueva técnica de cultivo que está enfocada a evitar la erosión del suelo. ¿Y cómo se logra esto? Con el uso adecuado y controlado de herbicidas, que evitan que salgan malas hierbas cuando la tierra está en reposo y que, por tanto, elimina la necesidad de labrar la tierra.

De este modo el suelo se conserva fértil y poderoso y no se daña el medioambiente.

Uso lógico del agua

El agua es uno de los bienes más escasos y necesarios en la actualidad. Por eso, las nuevas técnicas de agricultura se centran en ofrecer soluciones al malgasto de agua y apuestan por un uso controlado de esta materia de primera necesidad.

El uso lógico del agua invita a los agricultores de cultivos ecológicos a utilizar fuentes de aprovisionamiento no convencionales como el agua desalada o la que se utiliza en las granjas de peces. Se trata de agua que de otro modo no tendría ningún uso, pero que es apta y muy interesante para los cultivos.

¿Nuevas tecnologías?

Los desarrollos más potentes y destacados en el ámbito de la ciencia son, en los últimos años, los que tienen que ver con la digitalización y con las telecomunicaciones.

¿Y en qué pueden ayudar estas nuevas tecnologías a los cultivos? Pues lo cierto es que en mucho: las nuevas tendencias de la agricultura alternativa se benefician de aplicaciones, programas y softwares para tareas que van desde el control de los tiempos de riego y la automatización de estos sistemas hasta labores de consultoría o asesoramiento. Todo ello con el objetivo de mejorar el rendimiento de los cultivos de manera responsable.

Impresión 3D

Todo el planeta se ha visto revolucionado con la impresión 3D. Y es que el campo de posibilidades que abre esta innovación es prácticamente infinito.

En el ámbito de las técnicas agrícolas la impresión 3D se utiliza ya para la construcción de repuestos de maquinaria o la creación de estructuras que, a diferencia de lo tradicional, se crean con materiales ecológicos, reciclados y no contaminantes. Todo son ventajas en ese sentido.

Drones

Los drones también se han convertido en un elemento habitual en los cultivos alternativos. Estos dispositivos de vuelo no controlado permiten hacer un rápido recorrido por el terreno para realizar análisis, comprobaciones y exámenes de todo tipo.

El uso de drones no solo es cómodo y ahorra tiempo, sino que limita el uso de los vehículos y, por tanto, reduce el gasto de combustibles fósiles contaminantes que se usan en los coches.

Todos estos ingenios y nuevas técnicas agrícolas se han probado con demostrada solvencia tanto en explotaciones profesionales como en pequeñas iniciativas como huertos urbanos o granjas ecológicas. El resultado de estas pruebas demuestra que el futuro se encuentra ahí y que cada vez son más los profesionales y aficionados que implementarán las nuevas técnicas de agricultura en su día a día en las plantaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad