loader image
x

Almendra comuna

La almendra comuna tiene un contenido de proteínas del 20% y son una excelente fuente de fibra, vitamina E, vitamina B2, magnesio y manganeso.

Entre las grasas saludables, también tienen mucho que ofrecer y, por tanto, son una parte importante de una dieta mediterránea de alta calidad. ¡El sabor también es muy bueno, por cierto!

Cultivo y origen de la almendra comuna

Las influencias culinarias y gustativas de los climas del sur hace mucho tiempo que llegaron a este país, y por una buena razón. Las variedades de almendra de la tierra del tapeo y el sol son consideradas manjares especiales.

¿Necesitas más información sobre este tema?
Estaremos encantados de darle una atención personalizada.

Entre estos destacan de nuevo las almendras tostadas de España. Se caracterizan principalmente por su noble sabor. Como es habitual, la almendra comuna como fruto de la familia de la rosa del almendro pertenece al género de las drupas.

Por consiguiente, tienen un núcleo blanco comestible y están envueltos en una cáscara de fruta de color marrón. La gente ha estado cultivando este árbol durante más de 4000 años. La propia variedad comuna se cultiva en el Mediterráneo.

Debido a las condiciones óptimas con días cálidos de verano, inviernos suaves y altas sumas de horas de sol, la fruta y su aroma pueden desarrollarse de manera óptima.

Después de tostar, preferiblemente en auténtico aceite de oliva español, las almendras suelen acabar como un manjar exclusivo directamente en pasteles, dulces y como aperitivos.

Al disfrutar de la variedad noble española, se percibe una nota ligeramente dulce, que completa de forma óptima la intensa experiencia gustativa.

Cuando compras almendras comuna, puedes estar seguro del origen exclusivo de la variedad superior. Compra almendras comuna directamente al productor que, según la variante, deja estas deliciosas almendras al natural o las tuestan ellos mismos.

Aspectos nutricionales y beneficios para la salud

Si deseas comer almendras comuna, estás haciendo una inversión sensata en tu propia salud. La industria cosmética también la ha estado utilizando con éxito durante años. Al consumir las almendras comuna sin sal, por ejemplo, se pueden prevenir enfermedades cardiovasculares.

Al mismo tiempo, los ácidos grasos saludables aseguran un equilibrio del colesterol. A esto se suman las diversas fibras dietéticas, gracias a las cuales las almendras tostadas de España crean una sensación de saciedad duradera.

Las almendras también contienen hasta un 20% de proteínas. Como ya se mencionó, la almendra comuna sin sal está compuesta principalmente por ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados.

El hierro de la almendra comuna ayuda a prevenir enfermedades como la anemia, mientras que el mineral fortalece los huesos y los músculos.

Con la ayuda de la vitamina E antioxidante, que es particularmente abundante en la almendra española, se pueden combatir los radicales libres cancerígenos y nocivos del organismo.

Utilizados correctamente, los granos de almendra ayudan a controlar el peso y a regular los antojos de comida. Para mantener el contenido de sodio lo más bajo posible, las almendras comuna tostadas no contienen sal.

Usar en la cocina

Con o sin sal, las almendras comuna son un sabroso tentempié entre horas. Para refinar aún más el sabor de la variedad noble española, simplemente combine este manjar con aceitunas frescas para hacer un aperitivo perfecto.

Además, las almendras tostadas se han hecho un nombre como muy buen acompañamiento del vino. Aquí la almendra comuna subraya el intenso sabor del vino sin llamar demasiado la atención con su sabor.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad