loader image
x

Cómo plantar una viña: pasos a seguir

Si te gusta el mundo de la viticultura, y tienes terreno disponible puedes plantar una viña y elaborar tu propio vino. Es algo que se puede hacer en un espacio grande, un huerto en un jardín, y no es complicado si se cumplen con determinados requisitos. Lo primero que hay que saber es que los viñedos en España están regulados según el tipo de plantación. En el caso de viñedos de extensión inferior a 1000 m2, y para consumo personal, se puede iniciar el cultivo sin más. Pero si se tiene un objetivo comercial hay que realizar algunos trámites administrativos, dependiendo de la superficie y la zona. Dicho esto, vamos a centrarnos en cómo se realiza el cultivo de la uva.

Cuál es la época de siembra de la uva

El trasplante de viñas se tiene que realizar en el periodo de parada vegetativa, que se inicia desde que se cae la hoja hasta que comienza a brotar de nuevo. Se debe plantar ya en su lugar definitivo. En España se puede hacer desde el mes de diciembre hasta mitad de primavera, generalmente entre los meses de diciembre y mayo. La mejor época de siembra de la uva ha sido tradicionalmente a principios del invierno, de forma que los cultivos reciban las lluvias de la estación, aunque como hoy día tenemos modernos sistemas de riego, se pueden realizar plantaciones más tardías.

La vid es una planta con ciertas exigencias en cuanto al calor, por eso hay que tener en cuenta la altitud donde se encuentra la parcela. Este factor es importante para poder conocer el ciclo vegetativo de las viñas de nuestra plantación, pudiendo alargar o acortar el periodo de maduración de la uva. Así pues, hay que tener en cuenta que por cada 100 metros de altura, la temperatura desciende unos 0,6 °C, lo que significa que las zonas bajas serán más adecuadas porque se adelantará la maduración, es decir, la época de la uva.

¿Necesitas más información sobre este tema?
Estaremos encantados de darle una atención personalizada.

Las parras o vides, son plantas típicas de climas mediterráneos, por lo que prefieren condiciones climáticas secas y cálidas en verano, y frescas y húmedas en invierno. Por otro lado, la radiación solar es muy importante, porque estimula la acumulación de azúcares y reduce la acidez de la uva.

Pasos para plantar una viña

Teniendo en cuenta lo anterior y habiendo elegido el lugar adecuado donde plantar la viña comenzaremos con el proceso del cultivo, siguiendo los siguientes pasos:

Preparación del suelo

El suelo tiene que tener bastante profundidad para que el sistema radicular de la viña tenga espacio suficiente en la tierra para extenderse y obtener el agua y los nutrientes necesarios para su buen desarrollo. Antes de plantar, hay que limpiar la parcela de la vegetación existente, como matorral o malas hierbas, utilizando una máquina destrozadora. Si hay árboles, hay que efectuar también un destoconado.

Elección de las vides

Dependiendo del tamaño de la parcela y de su ubicación, se elegirá el tipo de cepas más adecuado, que habrá que disponer en bloques teniendo en cuenta la orientación, el tipo de suelo y la variedad. Se recomienda escoger siempre material certificado y se pueden elegir dos tipos de plantas: el cepellón y la raíz desnuda de la vid. ¿En qué mes se planta la uva? En caso de la raíz desnuda, la plantación se tiene que realizar en el periodo de reposo vegetativo, entre diciembre y mayo. Es un tipo de planta muy fácil de manipular aunque presenta el inconveniente de que su enraizamiento es menos seguro y puede tener problemas de deshidratación. El cepellón presenta más garantías de éxito y se puede plantar en cualquier época del año, pero su precio también es mucho mayor.

Plantación

En el momento de la plantación hay que tener en cuenta un punto muy importante que es la orientación de las filas. Lo ideal es que estén orientadas en dirección norte a sur para que puedan recibir todas las horas de sol posibles durante el día, por la mañana y por la tarde.

Los expertos recomiendan realizar agujeros para colocar las cepas uno o varios días antes de plantar, con un diámetro de 10 o 15 cm. La tierra tiene que estar esponjosa y suelta para que las raíces puedan penetrar en el suelo con facilidad. La profundidad de la siembra tiene que ser de entre 30-40 cm, llenando el pie de la cepa con humus o turba.

A la vid no le gusta el exceso de humedad generalmente, pero en el momento de plantarla es conveniente que el suelo esté mojado, incluso regándolo un poco previamente si la tierra se encuentra demasiado seca. Las cepas más jóvenes necesitarán un poco más de atención, ya que al no haber desarrollado demasiado sus raíces, pueden necesitar mayor frecuencia de riego para poder desarrollarse y crecer. La distancia recomendada entre una cepa y otra es de 1,2 m.

Plantar viña no es complicado, y si se cuentan con las condiciones adecuadas, puede resultar muy rentable.

MÁS ARTÍCULOS

Hidroxitirosol en el aceite de oliva: ¿es beneficioso?

Hidroxitirosol en el aceite de oliva: ¿es beneficioso?

El hidroxitirosol es un componente principal del aceite de oliva, el alperujo y la aceituna que multiplica las propiedades nutritivas de estos alimentos. Se trata de un potente antioxidante que ofrece beneficios para la salud de tal calado que convierten al aceite de...

¿Qué es Balam Services?

¿Qué es Balam Services?

Favorecer la optimización y el rendimiento de los cultivos leñosos siempre ha sido uno de nuestros objetivos. Por ello, presentamos nuestro nuevo departamento "Balam Services", fruto de la fusión de CBH serv y del área de servicios de Galpagro. Gracias a su personal...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad