loader image
injertar almendros

Injerto de Almendros: Cuándo y Cómo

Injertar almendros es una de las mejores formas que hay para garantizar una buena producción y posibilita, también, que algunas variedades muy interesantes se puedan cultivar. 

Injertar almendros es una de las mejores formas que hay para garantizar una buena producción y posibilita, también, que algunas variedades muy interesantes se puedan cultivar. 

El injerto de almendros es una práctica muy utilizada por los viveristas y por los amantes de la jardinería, pero también, es necesaria en plantaciones que pretenden conseguir buenos rendimientos, ya que permite optimizar la producción y, al mismo tiempo, otorga diferentes beneficios como la protección de la planta o la reproducción de otras especies.

¿Necesitas más información sobre este tema?
Estaremos encantados de darte una atención personalizada.

Si quieres saber más sobre injerto de plantas

¿Cuándo se injertan los almendros?

Estos árboles frutales son muy versátiles y presentan la ventaja de poder esquejarse por diferentes métodos. En función de utilizar una técnica u otra, la época del año para realizarla varía. Cuándo se injertan los almendros:

  • Injerto de escudo en primavera: También conocido como injerto de púa, la mejor época para realizarlo es en el mes de marzo. Para ello, se recogen en invierno las varetas y se almacenan en lugares frescos y húmedos para su buena conservación.
  • Injerto de escudete o en T: Este es un injerto de yema y se realiza a finales de verano o principio de otoño, preferiblemente en el mes de agosto. Pese a que se realiza en la época del año donde más calor hace, es conveniente elegir un día nublado y fresco para realizarlo.

injerto de alemndros

Cómo hacer el injerto del almendro: la mejor técnica

Para que las técnicas de injertos de almendros tengan viabilidad, se debe prestar especial atención al cámbium. Este es el tejido vegetal específico de las plantas que son leñosas. Se ubica entre la corteza y el leño, y es donde se realiza la unión de dos plantas diferentes. De la precisión de esta operación depende el éxito del injerto de almendro.

El principal problema que presenta el cámbium, es su delicadeza de cara a la exposición al aire libre y a su manipulación. De ahí que deba estar conservado en buenas condiciones evitando la humedad y el calor excesivo. Los injertos en almendros deben realizarse de una forma rápida y precisa, y procurar que el patrón y el esqueje tengan el mayor contacto posible. La rapidez en este proceso es necesaria, ya que hay que evitar una exposición larga al aire libre para que no se deshidraten y pierdan la capacidad de unión entre ellos. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que el injerto de almendro y patrón tengan compatibilidad. En el caso de los almendros, pueden injertarse entre ellos y en otras especies como los ciruelos, endrinos, albaricoqueros o melocotoneros, entre otros.

Cómo injertar almendros

Existe diferentes tipos de injerto, de todas las formas posibles para injertar almendros, vamos a centrarnos en una de las más utilizadas y, que al mismo tiempo, requiere una especial delicadeza para realizarla: el injerto con yemas en forma de T.

Lo primero que se necesita es tener las herramientas afiladas y totalmente limpias, a ser posible desinfectadas con alcohol isopropílico. Las yemas a esquejar deben provenir de tallos frescos y preferiblemente verdes.

Con respecto a la zona del árbol donde se va a proceder es necesario que esté verde, fresca y que se encuentre desprovista de brotes.

Pasos a paso para realizar el injerto

El injerto del almendro debe realizarse de la siguiente forma:

  1. Una vez limpia y desinfectada la navaja, se realiza en el tallo un corte horizontal de 1 cm aproximadamente. No es necesario profundizar, con despegar la corteza basta. A continuación, se realiza otro tajo perpendicular al anterior para formar una T perfecta.
  2. Antes de formar la hendidura en el tallo, es necesario escoger las yemas que vamos a injertar. Hay que procurar que estén frescas y en buenas condiciones.
  3. Con la navaja, retiramos la corteza y creamos una pequeña hendidura donde introducimos la yema. Es necesario asegurarnos de que ambas partes estén bien en contacto. A continuación, vendamos rápidamente la herida en forma de T para que no haya una pérdida de humedad.
  4. El vendaje realizado hará como si fuera una segunda piel del tallo, pero es necesario que la yema pueda seguir respirando. Lo recomendable es usar un film especial de plástico para realizar injertos.
  5. Por último, ejercemos una fuerte presión en el vendaje para garantizar que tanto tallo como yema estén en contacto total. Para finalizar, no debemos olvidarnos de hacer un nudo para que el film no se caiga con el paso del tiempo.
  6. Cuando hayamos notado que el injerto ha prendido, retiraremos el vendaje, ya que si no, puede provocar una asfixia en el patrón y la operación no habrá valido para nada.

Como hemos podido observar, injertar almendros no es una operación complicada pero si cuidadosa. Con ello conseguiremos que los almendros, tengan buenas características,  estén sanos y tengan una buena producción de frutos.

MÁS ARTÍCULOS

plagas y enfermedades del olivo

Plagas y enfermedades en las plantaciones de olivar

El olivo es uno de los cultivos más afectados por el ataque de bacterias y otros patógenos. A pesar de las medidas de prevención actuales, este cultivo sufre la agresión de estos y otros microorganismos. En este post vamos a

Consejos para el cuidado del olivar en verano

Si bien los cuidados se mantienen durante todo el año, con la aplicación de los fitosanitarios adecuados, revisiones específicas cada cierto tiempo, seguimiento del programa del abonado y riego, asesoramiento en la poda del olivo en verano… Llegan las altas

Solicita más información

¿Te gustaría estar informado de las últimas novedades del sector agrícola?

Únete a nuestra newsletter: