loader image
x

Avispa Velutina: Cuáles son los Riesgos para tus Cultivos

Agricultores

La avispa velutina, también conocida como avispa asiática, es uno de los insectos que están haciendo grandes estragos en nuestros campos en los últimos años, especialmente en el norte del país.

Se trata de una especie invasora que llegó a España allá por el 2010 en territorio gallego, donde todos los objetivos están puestos en controlar su población y eliminarla. 

Origen y situación actual de la velutina

La Vespa velutina es una avispa originaria del norte de la India, de ahí que también la conozcamos popularmente como avispa asiática.

¿Necesitas más información sobre este tema?
Estaremos encantados de darle una atención personalizada.

Entre un 45 y un 80% de su dieta se basa en las abejas, por lo que su presencia realmente supone un grave peligro para la supervivencia de estas últimas y de las colmenas, además de que son muy agresivas a la hora de cazar.

No se sabe a ciencia cierta cómo llegó al continente asiático, aunque todo apunta a que se introdujo en Francia con mercancías de importación provenientes de China en el año 2005. De ahí pasaría al norte de la Península Ibérica, afectando tanto a España como a Portugal.

En la actualidad y tras una década desde su llegada a España, se puede trazar ya un mapa de su extensión y del riesgo de invasión que suponen para el resto del territorio.

En estos años, la avispa velutina se ha extendido, además de por la cornisa cantábrica y Galicia, por el norte y el sur de Cataluña. También es posible encontrarla más hacia el interior del país, como el sur de Salamanca y Ávila o el norte de Cáceres. Peligrosamente va alcanzando también algunos puntos de Málaga, Cádiz y Jaén e incluso las Islas Baleares, donde ya se han visto ejemplares en el norte de Mallorca.

De ahí la importancia de tomar medidas para frenar su avance y proteger tanto al agricultor como su cosecha. 

Riesgos para el agricultor y sus cultivos

En primer lugar hay que indicar que la velutina supone un peligro tanto para el campo como para quien lo trabaja, por lo que se ha ganado el sobrenombre de “avispa asesina”, siendo noticia por las muertes que ha causado ya a varias personas. 

Los riesgos de la avispa velutina para las personas

En realidad la picadura de esta avispa tiene la misma peligrosidad que la picadura de cualquier otro tipo de avispa, pero al ser más grande que otras variedades, también inocula una cantidad de veneno mayor.

Esto se traduce en que quien recibe una picadura de esta avispa sufre una reacción cutánea más dolorosa, pero no implica mayor peligro.

El problema real ocurre cuando la persona sufre alergia o recibe múltiples picaduras. Es entonces cuando sí puede producirse un choque anafiláctico y, en los casos más extremos, derivar en una parada cardiorrespiratoria, ocasionando la muerte.

Estas avispas por lo general no suelen atacar a los humanos, pero cuando se sienten amenazadas tratan de proteger sus nidos enérgicamente y es cuando los individuos que los forman pican indiscriminadamente. 

Los riesgos de la avispa velutina para los cultivos

El otro factor que ha puesto sobre el foco a la velutina es su incidencia sobre el trabajo de los apicultores, pues la avispa asiática, al ser depredador de la abeja, amenaza a la biodiversidad y también a la apicultura, teniendo que proteger las colmenas, la producción de miel y la vida de las abejas.

De rebote, la polinización de los cultivos también se ve afectada. Greenpeace calcula que el 70 % de los cultivos para consumo humano depende de ella, por lo que la velutina es un quebradero de cabeza muy serio para los agricultores.

Además, esta especie exótica no cuenta con enemigos naturales, por tanto la única forma de acabar con ella está en la mano del hombre y las administraciones competentes, como indica la Asociación Española de Control de Plagas, ANECPLA. 

Cómo combatir la avispa velutina

Uno de los principales puntos de partida para combatirla, es saber identificar los nidos de velutina para no perjudicar a los de otra especie animal.

Los nidos primarios de la velutina suelen ser pequeños, de unos 4 o 5 centímetros, realizados con madera y saliva de la avispa asiática reina, la encargada de construirlo, y con forma de campana.

Los suele hacer en zonas bajas y resguardadas, como ventanas, tejados e incluso colmenas vacías.

Para eliminar uno de este tipo se puede utilizar insecticida o trampas para velutinas, y hacerlo siempre de noche.

Si se trata de nidos secundarios, es mejor llamar de forma inmediata al 012 o al 112 y dejar que sean los expertos quienes actúen de la forma más segura y eficaz.

 

La velutina es un riesgo real para la salud de nuestros cultivos, por lo que hay que estar bien atentos a su presencia para poder combatirla cuanto antes desde el inicio y poner fin a su expansión y todos los daños que ocasiona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad