loader image
x

Recolección con cabalgadoras

Máquinas propias

La agricultura moderna está caracterizada por una gran implantación tecnológica. Para poder competir en unos mercados cada día más complejos y globales, es necesario tener bajo control todas las partidas de gastos de una explotación.

Cuando hablamos de cultivos leñosos como el olivar o el almendro la recolección del fruto supone una de las etapas de mayor gastos. Hasta hace pocos años sólo era factible la recolección manual, con importantes costes de mano de obra.

En los últimos años, los diferentes fabricantes de maquinaria han sacado al mercado modelos de máquinas que permiten la recolección mecanizada en olivar y almendro. Este tipo de máquinas, llamadas cabalgantes, pasan por encima de la hilera de árboles, cubriendo por completo el tronco y las ramas del árbol. El árbol queda así encajado en el hueco que queda entre las ruedas de la máquina, formando una especie de túnel en el que se hacen vibrar las ramas para hacer caer el fruto que va a parar a unas tolvas situadas dentro de la máquina.

Cultivos en seto

Los olivos y almendros se plantan en hileras uniformes con unas separaciones entre ellas para que la máquina pueda pasar. Esta forma de cultivo en forma de seto está especialmente pensada para su mecanización. Las alturas de los árboles y las distancias entre ellos están planificadas para la incorporación de máquinas a todas las fases del cultivo, incluyendo por supuesto la poda y la recolección.

Estos cultivos superintensivos permiten una mecanización total, consiguiendo mantener unos niveles altos de producción y rentabilidad.

Recolección mecanizada del olivar

La recolección mecanizada del olivar superintensivo se realiza mediante un tipo especial de máquina cabalgante. En Balam Services contamos con máquinas cabalgantes de última tecnología que permiten obtener muy altos niveles de producción con unos costes muy controlados. Nuestra maquinaria es muy respetuosa con el árbol y está operada por un profesional formado y cualificado que le permitirá coger todo el fruto sin afectar al olivo.

Recolección mecanizada del almendro

En el caso del almendro en seto, también puede cosecharse con una maquinaria tipo cabalgante. El fruto es agitado en el interior de la máquina y se deposita en las diferentes tolvas cosechando en continuo.

En Balam disponemos de máquinas cabalgantes de última generación y de los operarios cualificados necesarios para la recolección de sus almendros.

Con la recolección mecanizada conseguimos reducir los costes de nuestra plantación, evitando depender de la recolección manual y  optimizando la logística, producción y rentabilidad de nuestra explotación.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad