Fusicoccum” o “chancro” es una enfermedad en el almendro causada por el hongo Phomopsis amygdali.

Esta enfermedad origina grandes daños en las plantaciones en España, sobre todo en zonas con elevada humedad ambiental (áreas litorales) que son más susceptibles a fusicoccum.

El hongo se propaga durante la primavera por la lluvia y el rocío, la humedad elevada provoca que se arrastren las esporas de un brote a otro. En otoño también puede desarrollarse la enfermedad que penetra por las heridas producidas por la caída de las hojas.

Existen variedades de Almendro más susceptibles al chancro, como: Belle d’ AuronsCambraDesmayo LarguetaFerragnèsLauranneMarconaRamillete.

Síntomas de Fusicoccum amygdali en Almendros

El hongo Phomopsis amygdali puede afectar a flores, hojas y especialmente a brotes que se pueden llegar a secar. El hongo produce chancros y sequedad alrededor de las yemas.

También produce una toxina llamada fusicoccina, transportada por la savia, que provoca el cierre de los estomas, secando los brotes. Esto sucede al penetrar por las heridas peciolares al caerse hojas o pétalos.

La infección del patógeno se concentra en la parte baja de la copa del almendro. Cuando el chancro se anilla a las ramasse desecan, marchitan y mueren.

Prevenir Fusicoccum o Chancro

Para controlar los hongos en el almendro, lo mejor es adoptar medidas preventivas y culturales, como:

Tratamiento contra Fusicoccum amygdali

Para combatir el hongo se utilizan tratamientos químicos. En el mercado podrás conseguir diferentes productos fitosanitariosautorizados en el Registro del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Los productos autorizados son de contacto para utilizar de forma preventiva, de acuerdo a lo señalado anteriormente como medida cultural.

Estos son algunos de los más utilizados para el tratamiento de la enfermedad del chancro: Benomilo, Carbendazina, Clorrtalonil y Procimidona, Folet, Metil tiofanato y Ziram.